Los Ladrones de Ideas

Los Ladrones de Ideas

El periodo de dificultad que estamos atravesando, no es solo económico, hay un problema que subyace en el panorama actual: La crisis de ideas. Esta crisis no es un problema nuevo, siempre ha existido plagio, pero hay una linea muy clara entre inspirarte en los trabajos de otros y copiar descaradamente.

Bajo el dogma “todo está inventado”, acechan agazapados en la oscuridad unos seres parasitarios, los ladrones de ideas. Estos, ante su escasez de imaginación, aprovecharán cualquier oportunidad para conocer nuestros proyectos y robarlos con total impunidad. Esta es una practica que veo y que sufrimos casi a diario.

¿Es malo que me copien?

A mi como empresa o como particular, me halaga que se inspiren en mi trabajo. Eso denota que lo estoy haciendo bien y que soy un referente en mi profesión, que voy por delante. Nuestra política en Fortalezas, es la de compartir los recursos, enlaces y herramientas interesantes que encontramos. Pero cuando alguien copia tu trabajo, está aprovechándose de tu ilusión, cualidades y aptitudes para su propio beneficio.

Una cita anónima dice:

El problema no está en copiar ideas o inventos ajenos, sino en robar el espíritu de su creador, haciéndolas parecer como propias.

Aún así, los ladrones de ideas, siempre estarán por detrás. Un modelo de negocio sostenible tiene que basarse, además de  en un trabajo bien hecho, en una continua innovación y revisión de tus proyectos y de los medios para ejecutarlos. Por eso opino que este tipo de empresas o individuos que copian, se están retratando a si mismos y que tarde o temprano sus fraudes no pasarán inadvertidos.

¿Como prevenir que me copien?

Trata siempre con profesionales de verdad. Estoy cansado de encontrarme con supuestos gurús y genios que al final resultan ser charlatanes de feria con una ingente capacidad de autobombo.

Trabaja bien.  Timothy Ferriss dijo: Uno puede robar ideas, pero nadie puede robar ejecución o pasión. Un proyecto original, bien trabajado y ejecutado, dejará en evidencia a cualquier copia.

Cumple tus plazos. A veces el llegar primero supone el éxito de nuestra idea, por eso hay que trabajar de una manera adecuada y cumpliendo los plazos de implantación/ejecución.

 No lo cuentes todo. En reuniones con posibles colaboradores, inversores… No cuentes todo tu proyecto, guarda para ti mismo detalles importantes antes de estar seguro de cerrar un acuerdo.

Blíndate legalmente. En ciertos productos el aspecto legal es muy importante. Además, si has desarrollado un producto novedoso, puede que sea necesario que lo patentes o lo registres. Consulta con un profesional.

Y recuerda, inspírate en él o comparte este post, ¡¡pero no lo copies!!

Gracias a www.julianlorenzo.com por la ilustración, ¡¡un auténtico crack!!.

Deja un comentario